lunes, 22 de noviembre de 2010

Hotel Abalú 1ª Parte

Una vez al año, algunas veces dos, hago una escapadita a Madrid, con más frecuencia desde que viví allí, o por lo menos lo intento, aunque no siempre tengo tiempo. Normalmente me quedo en casa de mi mejor amiga, pero cuando voy de fin de semana de chicas con mi madre, pues nos vamos a un hotel.

Esta vez será la tercera vez que nos quedamos en el hotel Abalú, en la Calle del Pez casi esquina con San Bernardo, metro Noviciado, al ladito de la Gran Vía.

El hotel es un hotel boutique, un concepto relativamente nuevo de hotel urbano, sin categoría de estrellas, en el que prima el diseño, la calidad y la céntrica localización, a unos precios relativamente moderados.
Sólo puedo decir cosas buenas. El trato es exquisito, son muy amables y cercanos, y si llamas para decir que ya has estado alojado allí, tienen un detalle contigo. Al ser un hotel de pocas habitaciones, cuidan al detalle el trato con el cliente.

Precisamente, al no tener categoría de estrellas, carece de ciertos servicios. Uno de ellos, y a priori el más llamativo, es que no tiene servicio de comida y cena (tiene lógica ya que al estar tan céntrico tienes un montón de sitio para ir), pero tienen un acuerdo con restaurantes de la zona, por lo que es posible hacer un pedido a la carta si lo deseas, sin más coste que el precio de la cena. Los mismo sucede con el servicio de parking, situado justo enfrente del hotel.

Pero por deformación profesional, lógicamente, lo que más me llama la atención, es la decoración de Luís Delgado. No sabría muy bien como definir el estilo, podría decir ecléctico y no estar muy segura de mis palabras.




La entrada desde la calle ya apunta maneras, con sus jardineras pintadas de rosa fucsia y su lámpara vintage en la ventana de la recepción, y el Beauty Bar brillando con luz propia. Por la noche es más bonita si cabe, ya que tiene focos de luz rosita que se ven desde lejos, y le dan un aire distinto a la fachada tan tradicional de las casas madrileñas.




La entrada tiene dos zonas diferenciadas, la correspondiente a la zona de espera y el propio mostrador de recepción.




La zona de sofás es exquisita, desde mi punto de vista. Tiene un equilibrio perfecto entre piezas modernas, como la lámpara Superiur Imp [lamp] y la mesa Vitra Eames Stool model C, vintage con la presencia de piezas como las lámparas italianas y sofás de los 70´s, o piezas estilo C Jere, jarrones Lladró y Ludwing Zepner, e industrial, con la estructura metálica a la vista, vigas y pilares de la planta. 






Todos el mobiliario del hotel está a la venta, solamente con ponerte en contacto con ellos te buscan y ponen a tu disposición la pieza que quieras. He indagado por la red en busca de alternativas, algunas más económicas, y que aporten el estilo del hotel.

(1) Lámpara Superiur Imp [lamp] (2) Cojín Etsy (3) Sofá BoConcept (4) Lámpara Ebay (5) Mesita ElCorteIngles (6) Butaca  KA-International (7) Lámpara 1stdibs (8) 1stdibs

(1) Sillas UrbanOutfitters (2) Mesita Vitra Eames Stool model C (3) Espejo Venta-Unica (4) Base lámpara Ikea (5) Jarrón ZaraHome (6) Flores Nowathome (7) Pantalla Etsy (8) Mariposas Mandellia

El próximo post, sobre el beauty bar. No puede haber un sitio más bucólico y especial, y el siguiente, cuando vuelva de viaje, sobre las habitaciones, así os puedo contar sobre las tres distintas en las que habré estado.

Espero que os haya gustado y os animéis a ir.

Un besito

9 comentarios:

três dijo...

¡Qué recuerdos! Allí llevamos a Dî en su despedida de soltera, y lo pasamos genial. Y nos pusimos las botas en el beauty bar!!!

bss de las três

Ella dijo...

Ya había oído hablar de este sitio, y la verdad es que tiene muy buena pinta. Voy a buscar la página, que igual, para mi próxima visita a Madrid...

Traviesa Diseño Libre dijo...

Ya lo conocéis??? :)
Pues os habrá encantado...desayunar en el beauty bar es empezar el día con una sonrisa...

Ella, no lo dudes, tienes que ir, te va a encantar.

Anna dijo...

Que buena entrada, todo tan detallado, hasta la decoración...eso si, me he quedado con ganas de ver las fotos de las habitaciones jejeje

Traviesa Diseño Libre dijo...

Hola Anna, me pillas por aquí a estas horas,jajja
Tendrás que volver, porque haré una 2ª parte del beauty bar y una tercera de las habitaciones...te espero!!! :)

besitos

alehmac dijo...

Hola mona!
He de explicarte que todo hotel tiene una categoría, en el caso del Abalú es de tres estrellas. Dado que es un hotel con un diseño currado no les interesa decir su categoría, porque aún existen clientes que no se quieren bajar de los 4 estrellas, aunque con el uso de internet la gente ya se fía más de las fotos y comentarios de clientes. El caso de la cadena Room-Mate es el mismo, tienen categoría 3 estrellas y no lo dicen. El hecho de que en la entrada no veas el letrero indicativo de hotel de tres estrellas se debe a que los responsables de turismo de Madrid se lo permiten. En teoría, al menos en otras comunidades, es obligatorio exponerlo en la puerta.
Solo conozco el Abalú de pasar por delante, sin duda lo mejor es que esté en la calle Pez!

Traviesa Diseño Libre dijo...

ale:

Yo tenía entendido que era un hotel boutique, y de hecho no tiene acceso para minusválidos, ni cumple la mitad de la normativa para la categoría mínima de estrellas, o por lo menos a mi no me lo pareció, tampoco les pedí los papeles ni me puse a medir las puertas,jajaja

Desde luego la calle del Pez, en general toda Malasaña, está cambiando para muy muy bien...

que repelente eres!!!sólo entras a criticar!!!
besosssss, y pásate más eh!!

alehmac dijo...

No entro para criticar, solo era una aclaración.
Bueno sigo, jeje. Lo de "hotel boutique" es solo un término, no una categoría, como también lo es "hotel con encanto". El único tipo de hotel con calificación propia es "Hotel Rural", pero también dentro de estos se divide en categorías por estrellas. La normativa puede variar según la comunidad autónoma, pero básicamente lo que diferencia las categorías es el mínimo de superficie que deben tener las habitaciones y los baños de las mismas, así como los metros cuadrados por cliente en zonas comunes como el comedor. Luego está el tema de equipamientos e instalaciones. Por ejemplo, un tres estrellas no está obligado a ser accesible ni contar con habitaciones para minusválidos, como tampoco está obligado a tener habitaciones con salón o aparcamiento.
Trátame bien y seguiré pasándome ;)
Besos!

Traviesa Diseño Libre dijo...

ale:
Te lo decía de coña tonto!!!Puedes decir lo que quieras, y de hoteles evidentemente no te voy a discutir,jajjajja
Ya te explicaré en privado lo que a mi me han enseñado que es un hotel boutique :)
Entonces el tuyo decías que 7 estrellas, no???

0:)